Nuevas Constelaciones Familiares en Madrid Centro, Arguelles, Chamberí.

 

Las constelaciones familiares son una excelente herramienta para tratar y solucionar diferentes cuestiones familiares, personales, de trabajo o de salud, que afectan a la persona en su día a día.

 

“No podemos querer a todo el mundo como queremos a nuestros padres y a nuestros hijos, es imposible. Pero sí podemos respetar a todo el mundo.

 

Es un amor del espíritu. Y este amor es el fundamento de la verdadera ayuda”. Bert Hellinger.

 

Bert Hellinger, el creador y gran precursor de las constelaciones familiares, observó que todos los miembros de la familia están unidos entre sí, de forma inconsciente y atemporal, es decir, independientemente de sí estén vivos o muertos.  De este modo, cuando algún miembro de la familia ha participado en sucesos traumáticos o se ha visto involucrado en acontecimientos intensos como puede ser una guerra, accidentes, suicidios, abortos, violaciones, separaciones complicadas, etc.,. Ese sentimiento o sensaciones que no ha podido asumir esa persona en su vida, son transmitidos inconscientemente, de generación en generación a miembros más jóvenes del sistema familiar para que sean resueltas.

 

“Cada tragedia familiar descansa sobre una transgresión de las leyes que rigen el sistema”. Bert Hellinger.

 

Hay personas que identifican en sus vidas sentimientos de tristeza, rabia, miedo o culpa y no les ha pasado nada que pueda explicar por qué se sienten de ese modo, o se sienten desubicados con su vida y su entorno, u observan cómo repiten patrones de su familia (enfermedades hereditarias, problemas a la hora de concebir un hijo, dificultad para encontrar pareja, etc.). 

 

                                    “El que no conoce su historia, tiende a repetirla”. Bert Hellinger.

 

Las constelaciones familiares ayudan a la persona a encontrar su lugar, su sitio, en el seno familiar y en la sociedad, liberando las cargas contraídas desde la concepción, que corresponden a las memorias familiares, aportando sanación a todo el sistema familiar, haciéndose cargo la persona, sólo de su vida y no siguiendo patrones o repitiendo el destino de algún antepasado.

 

El mayor acto sanador de las constelaciones familiares, es tomar nuestra autonomía y poder decir “sí a la vida tal y como es”, asentir a nuestro destino particular, y con esa fuerza, nos conectamos a la vida y somos capaces de vivir lo que acontezca en paz.

 

Como ocurre, con las mejores cosas de la vida, si al leer este texto, algo ha despertado en ti, te invito a que participes en una constelación individual o en un taller y experimentes en primera persona el efecto sanador de las constelaciones familiares.

 

           “Me lo contaron y lo olvidé, lo vi y lo entendí, lo hice y lo aprendí”. Confu​cio.

 

El hecho de realizar una constelación individual o en grupo es algo opcional. Por mi propia experiencia, te diré que el efecto de reconciliación y sanación es el mismo porque ambas modalidades buscan el mismo objetivo. Actualmente con la pandemia, la mayoría de la gente opta por una constelación individual, entre otras cosas, porque es difícil conseguir un grupo para hacer constelaciones familiares.

 

En los siguientes enlaces, tienes información detallada de ambas modalidades:

 

- Constelaciones Familiares Individuales: Modalidad Presencial o por Videoconferencia:

 

- Constelaciones Familiares en Grupo.

 

 

Imparte: Olga Mª González Barrado. Consteladora Familiar.

 

INFORMACIÓN  e INSCRIPCIONES a través del correo electrónico:

 

aquaaura-madrid@outlook.com.